domingo, 22 de abril de 2012

Voces latinas del ayer: Lucho Gatica


(Foto sacada de Last.fm)

                                                         
Es una leyenda en vida, pocos cantantes pueden atribuirse un titulo parecido. Pocos cantantes pueden enorgullecerse de haber alcanzado el estatus de mito. Se le ha conocido como  “Rey del Bolero”, “El Maestro del Bolero “o “El Señor del Bolero”. Su fama recorrió tres continentes y hasta hoy se sabe quien es Lucho Gatica, tal vez más famoso en el mundo que en Chile, su país natal.

Es un referente cultural, no es blasfemia compararlo con Frank Sinatra en lo que se refiere a su importancia en la música y en la cultura iberoamericana. Se le menciona en novelas y telenovelas, Mario Vargas Llosa dedica varias paginas de  La Tía Julia y el escribidor a la visita del cantante a Lima. Recientemente, en un programa de radio español, el locutor recuerda con nostalgia la manera de cantar “tan personal” de mi compatriota. Hasta en España se le recuerda y respeta. Bien dijo el Maestro Armando Manzanero que Lucho Gatica “revolucionó el modo de cantar el bolero”.


                                                        "¿Cómo fue?" 
Se dice (y algo de cierto habrá) que para que un chileno triunfe tiene que irse de Chile. Ciertamente, Lucho Gatica, como Antonio Prieto, Monna Bell y Sonia La Única, alcanzaría el zenit de la fama en México, pero no es totalmente cierto que en Chile no se apreció la música de Lucho Gatica, aunque como buenos chilenos fuimos los primeros en criticarlo.

Recuerdo que en el entorno de mi infancia se le despreciaba con cierto esnobismo con que la clase media acomodada miraba la música popular que no venia de espacios mas cosmopolitas (léase Europa, Estados Unidos y la Argentina). Se decía de Lucho Gatica que no tenía voz. “Su hermano Arturo canta mejor” decían algunos. Otros se quejaban de su manera de cantar “muy amanerada” o de las inflexiones “siúticas de su voz”. Se le acusaba de ser prepotente, y el insulto llegaba al nivel “ad hominem” involucrando incluso a su madre. “¿Sabías que la señora Juana regentaba una casa de remolienda?”A pesar de esa mala prensa, a pesar de la perdida de su voz, Lucho Gatica siegue siendo una figura máxima y casi única en el alcance internacional de su obra musical.

Nació en  Rancagua un 11 de agosto de1929. y fue bautizado como Luís Enrique.  Su padre José Agustín Gatica, comerciante y pequeño agricultor, muere cuando Luis Enrique está por cumplir cuatro años. Desde entonces será la madre, Juana Silva, quien se haga cargo de sus cinco hijos de los cuales el cantante, que en familia era apodado “Pitico”, era el menor. Pitico tendrá una infancia normal. Se educa con los Hermanos Maristas,  primero en el Instituto “O’Higgins” de Rancagua, luego en el Instituto “Alonso de Ercilla” en Santiago. En la capital vive con su hermano Arturo, diez años mayor que él  que ya se ha hecho un nombre en la música.
(Foto de Arturo Gatica sacada de Revista Eva, primero de abril de 1949)


A los 13 años, Luis Enrique o Pitico, canta a dúo con Arturo en la radio rancagüina. A los quince años grabará su primer disco de acetato. En 1946 ingresa a la Escuela Industrial de la cual se graduará en 1951 con el titulo de técnico dental. Nunca ejercerá, ya antes de terminar la carrera, su vida ha dado un vuelco cuando su hermano lo presenta con el legendario locutor chileno Raúl Matas.

Tras la presentación de Luís Gatica en el programa “La Feria de los Deseos”, Raúl Mata consigue que el cantante grabe un disco en compañía de su hermano. Así comienza la carrera musical  de Lucho Gatica.  El nombre nace por accidente. Una tarde, un locutor al presentarlo se equivoca y dice “Lucho” en vez de “Luis”, así nace Lucho Gatica. Pero en Chile aun en los 60’s se le recuerda en la prensa como “Pitico”.
(Foto sacada de Revista Ritmo, 28 de septiembre de 1965)


Al comienzo, Lucho se dedica como Arturo a la tonada folclórica, pero en 1951 tendrá su primer encuentro con el bolero. Aunque desde los años 30’s,  el bolero era popular en Chile gracias a estrellas mexicanas como Pedro Vargas y Elvira Ríos, y el argentino Leo Marini, no había un artista nacional devoto de esa música. En 1951, Lucho Gatica graba con la orquesta de Don Roy para el sello Odeón su primer disco  de boleros: “Me importas tú”  también conocida como” Piel Canela”.

Dos factores caracterizan ya el “estilo Gatica”, su intuición para escoge temas y su manera de cantar completamente innovadora. Se ha hablado muchísimo de su estilo, de su modo de acercarse al público, principalmente femenino,  al que llega de forma personal y con una intimidad un poco artificialmente ayudada por el recurso de acercarse mucho al micrófono. Cuando canta acaricia el oído su voz matizada, su tono cadencioso involucra al oyente en el drama del inicio del romance o la ruptura amorosa, temas favoritos del cancionero de Lucho Gatica. Nótenlo en este disco de los 50’s titulado “Escucha”.

                                                     "Escucha"

En 1953, Lucho parte en gira por los países del Rio de la Plata y  Colombia, a la que va invitado por el productor chileno Alejandro Mitchell Talento que dirigía entonces la Radio Cadena Nacional . De ahí parte a reunirse en Madrid con su hermano Arturo. Luego viaja a Londres, donde el sello Odeón ha arreglado unas grabaciones junto al director Roberto Inglez. De esa sesión data uno de sus mas grandes éxitos “Bésame Mucho” y “también Las Muchachas de la Plaza de España”.

                                        "Las Muchachas de la Plaza de España"

Al año siguiente, Lucho Gatica parte nuevamente en gira. A Lima donde actuará junto a Sarita Montiel en el teatro Biarritz y en la Radio de Oro. Tenemos una visión documentada de esa visita gracias al ojo crítico de Vagas Llosa que narra como las limeñas asedian la radio para acariciar al ídolo.  Vargas Llosa define en tres palabras la “luchomanía” “Esa nube de muchachas era un homenaje a su talento”. El mismo Mario se ve obligado a servir de guardaespaldas al cantante y logra sacarlo sano y salvo del edificio, pero el escritor enfatiza que al llega al auto, Gatica solo lleva intactos “los zapatos y los calzoncillos”.
Policía contiene a "luchomaniacas" (Foto sacada de  Luchoweb.tripod.com)


 Pero la Luchomanía no nació en Lima. Ya en la etapa de Lucho Gatica en la Radio Minería en 1951 se había convertido en el ídolo de las adolescentes chilenas, conocidas como “calcetineras” que provocaban episodios de histeria, llantos y desmayos muy parecidos al fenómeno de las bobbysoxers de Frank Sinatra.

                                               Lucho Gatica en la Radio Minería

Despues de Lima, el ídolo sigue viaje cosechando  triunfos en Ecuador, Brasil y en Cuba. El final de la gira lo lleva por primera vez a México donde la historia de Lucho Gatica tomará un vuelco histórico. Hasta ahora ha cosechado éxitos en todos los países visitados, pero México es la Capital del Bolero, la cuna de Agustín Lara y Pedro Vargas.  Allá no tienen necesidad de otro intérprete de boleros.

La lucha por conquistar el mercado mexicano será épica. El mismo Lucho  ha revelado pequeños subterfugios a los que recurría como el llamar a las radios, disfrazando la voz, para solicitar que pusieran temas de Lucho Gatica. Finalmente consigue una sesión de grabación con el sello Musart que inicia un ascenso meteórico e imparable hasta la fama.

                                                  "Dios no lo quiera"

Es para Musart que Lucho Gatica graba “No me platiques más” que alcanzará a vender más de dos millones de discos. En 1955, ya tiene su propio programa en la televisión mexicana que conduce junto a la actriz Esther Fernández. ¿Cómo ha logrado Lucho Gatica conquistar a México? Pues su triunfo se basa en tres factores: su técnica tan innovadora de cantar el bolero, una campaña publicitaria que busca atraer al público mas joven y un repertorio que privilegia a nuevos autores del bolero como Álvaro Carrillo, Vicente Garrido y Armando Manzanero.



        "No me platiques más"

En el ’56, Lucho Gatica debuta en Venezuela para luego regresar a Chile, pero no se quedará mucho tiempo. Ya viene una gira por los países del Rio de la Plata. En febrero del ‘57 canta ante 30,000 personas reunidas en un estadio de La Habana. Para esa ocasión se le llevó una sorpresa, su anciana madre viajó a Cuba a presenciar el triunfo de su hijo.

El próximo paso de Lucho Gatica es una gira por Estados Unidos en la que graba con la orquesta de Nelson Riddle, el arreglista preferido de Frank Sinatra. Este empleo de música de cuerdas como telón de fondo es otra característica innovadora de la técnica del cantante. Al final de la gira, Lucho Gatica retorna a México que se está convirtiendo en su país adoptivo.
                                                      "Sinceridad"

Es la época más activa de la carrera del cantante. Incursiona en el cine, en la televisión, es el ídolo de la radio. Hasta entonces Lucho Gatica había grabado muchos discos, pero singles de acetato. Era hora de probar el nuevo formato del Long Play de vinilo. Así grabará una serie de Lps que recogerán sus mayores éxitos. En ellos, Lucho Gatica se campaña por grandes directores de orquesta como Don Roy, Vicente Bianchi, José Sabré Marroquín y hasta Armando Manzanero.

Una de sus colaboraciones más originales fue con el legendario Miguel Caló en un disco en que Lucho Gatica canta tangos. Este long play  llamado “Tangos del recuerdo” grabado en 1962 tendrá la peculiaridad en que el Maestro Caló y su orquesta graban en Buenos Aires la música, pero las letras las grabará Lucho Gatica en México para luego ambas grabaciones sean combinadas en un resultado final.
                                                    "Caminito"

En 1958, Lucho Gatica vuelve a Estados Unidos donde hace una aparición en el Show de Perry Como. Canta “Vilma” y otras canciones, pero pronto agregará  temas en inglés. Ya se mueve con comodidad en el mundo estadounidense y ha hecho amigos importantes como Frank Sinatra, Nat King Cole, Peggy Lee y hasta tiene una sesión fotográfica junto a Elvis Presley.

                                                   "Vilma"

En 1959 regresa a España donde una multitud delirante lo espera en el Aeropuerto de Barajas. Ese mismo año actuará en el Orange Bowl de Miami. Cuatro años más tarde será el primer latino en tener un concierto en el Carnegie Hall.  De ese año data una famosa anécdota. Actuando en el Chateau Madrid en Nueva York, Lucho nota que en la audiencia se encuentra Ava Gardner y le brinda la canción “Nadie me Ama”. La diva ordena que apaguen un ventilador “porque está cantando Gatica”.

                                                "Nadie me ama"

La música de Lucho Gatica parece no tener fronteras. Tiene giras por Europa y el medio Oriente. En 1962 se presenta ante una multitud en las Filipinas. Hasta en la serie de dibujos animados “Los Picapiedras” aparece como “Lucho Piedrica”. En 1966, la revista Ecran declara que el cantante ya lleva 22 millones de discos vendidos en el mundo.

Sin embargo no todo han sido aplausos.  Las críticas no han faltado, a veces provocadas por el mismo cantante. En su primera presentación en Maracaibo hace unas declaraciones imprudentes sobre Alfredo Sadel tildándolo de pasado de moda. Obvio que no sentarían bien en la patria del tenor. Unos meses mas tarde repite el desatino, esta vez en Puerto Rico y el cantante al que acusa de caduco será el gran Bobby Capó.

Irónicamente, las grandes críticas al cantante le han llegado por lo que es la fuente de su fama, su manera de cantar. Muchas de estas críticas salieron de publicaciones chilenas. En 1954, en la revista Ecran se dice que aunque no desentona, Lucho Gatica exagera la lentitud de su cantar con su arrastre de palabras (el famoso “fraseo”). En 1957, la revista Ercilla propone la idea de que el cantante se aprovecha del sentimentalismo popular
                                                        "Una semana sin tí"

Otras críticas que recibirá Lucho Gatica le han venido por parte de puritanos por ser él muy mujeriego.  Tras un sonado romance con la actriz Martha Roth, y otro medio fabricado por la prensa española con Carmen Sevilla, en 1960 el cantante se casa con la actriz boricua Mapita Cortes. Sobrina del director de cine Fernando Cortes y de la actriz Mapi Cortes, Mapita, tras ser elegida Miss Puerto Rico, también ha incursionado en el cine, carrera que abandona al casarse. Tras 18 años de matrimonio y cinco hijos, la pareja se divorcia en 1978.
Lucho y Mapita (foto de Luchoweb.tripod.com)


Lucho Gatica contraerá nupcias por segunda vez en 1980 con la modelo estadounidense Diane Lane Schmidt. Con ella tendrá una hija Luchana a la que apadrinará Julio Iglesias. Es un matrimonio breve. La tercera y última esposa del cantante será Leslie Debb a la que conoce en Hollywood y con quien tendrá a Lily, la menor de sus hijos.

Lucho y Leslie, su actual esposa (foto de Luchoweb.tripod.com)


La década de los 60’s vería un decline en la carrera musical de Lucho Gatica. Aunque sigue grabando, sus giras disminuyen como también la venta de sus discos. Pocos saben que a raíz de una enfermedad en 1961, la voz del cantante se ha visto afectada. Pero Lucho es demasiado grande para desaparecer en el olvido. Se convierte en un referente del pasado, hasta que otro fenómeno, la nostalgia, lo revive como si los años no hubieran transcurrido.

En 1991, Luis Miguel graba, el que hoy es considerado ya un clásico, su álbum “Romance”. Cinco de los temas de este homenaje al bolero han sido éxitos de Lucho Gatica. Luis Miguel continuara, en sus subsiguientes homenajes al bolero, incluyendo temas que popularizara Gatica. Otro que reconoce y revive  la Luchomania es el cineasta español Pedro Almodóvar que incluye temas de Lucho Gatica en su cine.


                                               
                  "Encadenados"
De pronto el cantante es un nombre reconocible para nuevas generaciones lo que lo impulsa a volver a grabar. Dos álbumes en los 90’s en los que ofrece nuevas versiones de sus canciones más populares. En 1996, a raíz de un homenaje en Miami, cantó con Los Panchos y en 1999 grabó un dúo con José Feliciano. Con más de ochenta años de edad, Lucho Gatica no deja de estar activo y vigente en el Siglo XXI, a pesar de que confiesa que hay muchos que le “aconsejan” retirarse.

El Siglo XXI ha traído reconocimientos de todos los tipos a la labor del cantante. En el 2000, su ciudad natal de Rancagua lo nombró “Hijo Prodigo”. Ese mismo año a recibe un tributo de la Asociación de Cronistas del Espectáculo (ACE). En marzo del 2002 se le otorga por parte del gobierno chileno la Orden al Merito Docente y Cultural Gabriela Mistral. En el 2007 le fue otorgado un galardón por parte de la entonces Presidenta de Chile, Michelle Bachelet,  por ser figura “fundamental de la música chilena”. En el 2008 develó su estrella en El Paseo de Fama de Hollywood.  Estos homenajes son nada más ni menos que lo que merece Lucho Gatica.
Rodeado de familiares, Lucho Gatica devela su estrella.  (Foto de Luchoweb.tripod.com)



2 comentarios:

  1. hermoso bolero Vilma, quien lo escribió?, mil gracias si me responden.
    Me lamo Vilma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Vilma. En verdad, precioso bolero del compositor italiano M. Ruccione. La historia tras el bolero es muy triste . Se inspira el autor en el caso de Vilma Montesi, joven italiana encontrada muerta en la playa de Ostia, en 1953, a causa de una sobredosis de opio. Hasta hoy no se sabe si fue accidente o asesinato. Aquí dejó más información sobre el caso.
      http://www.elespectador.com/el-espectador-124-anos/muerta-wilma-montesi-pasea-elmundo-articulo-258543

      Eliminar