viernes, 8 de junio de 2012

Sobriedad en la Era Hippie: Novias Latinas de los 60’s


(Foto de Rosita, agosto de 1964)


La década de los Sesentas representara una contradicción en los estilos de vestir que irán de un extremo a otro, iniciando con sobria elegancia para desembocar en las extravagancias de la Era Hippie y la moda que llega de Inglaterra. Sin embargo  las Latinas de Ayer para ir al altar mantuvieron la mesura conservadora hasta el final de la década.

En 1961, para su boda, María de la Paz Polledo escoge un modelo sencillo, pero imponente hecho en organza con un velo bordado en encaje y un manto que desciende de sus hombros como el de una princesa de película de Disney. El modernismo está en el original arreglo de azahares que reemplaza al tradicional bouquet.
(Fotos de Para Ti, septiembre de 1961)



Comienzan a aparecer los vestidos de novia cortos con crinolinas para acampanar las faldas. Son usados principalmente para matrimonios por el civil.

(Foto de Eva, septiembre de 1965)


El raso y el encaje son los principales actores del drama del traje nupcial. Este modelo del ’64 consiste en un batón de encaje abierto que cubre el falso de raso con falda amplia. Detalles importantes que ninguna novia olvida, guantes  que le cubren hasta el antebrazo y el peinado alto que a veces le quita el protagonismo al velo. En este caso el peinado está encerrado en un casco de satén sobre el que va el velo.

(Foto de Rosita, agosto de 1964)


Las casas de moda santiaguinas de la época en sus anuncios muestran diversas hechuras de trajes de novia. Samy y Jacqueline le apuestan al traje princesa. El primero tiene mangas cortas (con guantes que cubren el codo) y un gran lazo al frente. La corona de azahares circunda el peinado alto (que el vulgo conocía como “moño tomate” por su forma). El segundo tiene una falda acampanada y el detalle va en el bordado de encaje del ruedo y del canesú.

(Foto de Eva, septiembre de 1967)
(Foto de Eva, octubre de 1967)


En Europa podrán surgir modas subversivas para las novias como minivestidos o estos modelitos del diseñador parisino Real, pero las latinas siguen apegadas, al menos hasta 1970, a modelos tradicionales, conservadores y sobrios.

(Foto de Eva, marzo de 1966)


En 1968 cuando Gloria Simonetti se casa con Cristian Del Campo luce la última moda para esa época. El vestido de la cantante es recto, suelto, sin talle definido. La novedad reside en el material que  totalmente bordado a mano y el velo que es una cascada de tul que surge de un gorrito bordado con los mismos motivos que el vestido.

(Foto de TeleGuía, septiembre de 1968)
(Foto de Ritmo, diciembre de 1968)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada